Todos tenemos un poco de friki, al menos los que veían la televisión cuando pequeños. Porque cuando se es niño, nos atraen mucho los dibujos animados y la fantasía. Y, ahora, es entretenido recordar aquellas series de infancia.

Eso me vuelve friki. Supongo.

Lo que yo sí creo que lo haga, es el hecho de que me gusta el anime más que ver el Sony y eso que sus series me fascinan.

Ahora, para seguir acusándome, confieso que el 99% de mi música son OST de anime y bandas sonoras.

Eso sí, recuerdo haber tenido compañeros de curso en el colegio mucho más frikis. De hecho, uno de ellos repitió segundo medio por aprenderse guiones de Tenchi Muyo! en lugar de los contenidos de las pruebas.

Bueno, si desean más información respecto a este día que ya casi acaba, pueden entrar en su sitio oficial.

Actualización:

Share This
A %d blogueros les gusta esto: